martes, 27 de mayo de 2014

Adiós cajas, bienvenidas fundaciones

Adiós cajas, bienvenidas fundaciones
INÉS BAUCELLS
De derecha a izquierda, Isidro Fainé y Juan María Nin, presidente y director general, respectivamente, de La Caixa
Un día histórico más para el sector de las cajas españolas. Un último paso hacia la reconversión definitiva de estas entidades financieras. El pasado jueves, La Caixa, la primera de las cajas españolas, dejó de ser una caja de ahorros para convertirse en una fundación bancaria. Lo aprobó su asamblea general, que afronta el cambio forzada por una norma que impuso Bruselas tras la ayuda financiera a España. Pero, ¿qué es una fundación bancaria? ¿Por qué este cambio? ¿Es obligatorio para todas las cajas españolas? ¿En qué les beneficia?... Preguntas y respuestas para entender la transformación del sector financiero español.
-¿Qué es una fundación bancaria?
Las fundaciones bancarias son una nueva figura que, sin ser una entidad financiera, está sujeta a supervisión por parte del Banco de España en su condición de accionistas cualificados de un banco. La fundación bancaria es aquella que mantiene una participación en un banco que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración.
-¿Qué entidades serán a partir de ahora fundaciones bancarias y por qué?
Todas las cajas de ahorros españolas, obligadas por ley, serán fundaciones bancarias. Esta figura se ha hecho necesaria debido al memorando de entendimiento (MOU) firmado por España como consecuencia del rescate de su sistema bancario, no tanto porque éste lo exija así, sino por evitar algunos problemas y actuaciones del pasado, sobre todo por evitar la politización en sus consejos. Así, el punto 23 del memorando, exige el refuerzo de los mecanismos de gobernanza de las antiguas cajas de ahorros y de los bancos comerciales bajo su control. Asimismo, obligaba a que las autoridades españolas se comprometieran a preparar normas que aclaren la función de dichas cajas de ahorro en su calidad de accionistas de bancos, para, en último término, reducir su participación en ellos hasta un nivel no mayoritario. También debían proponer medidas para adoptar requisitos de incompatibilidad para los órganos de gobierno de las antiguas cajas de ahorros y los bancos comerciales bajo su control.
-¿Qué pasará con la obra social de las cajas de ahorros?
La obra social, el que fuera el objetivo fundacional de las antiguas cajas de ahorros, quedará protegida en la nueva fundación. En el sector se ha valorado positivamente el objetivo legal de preservar la obra social de estas entidades, de especial relevancia en un contexto como el actual de fuerte crisis económica. Igual valoración ha de merecer la finalidad formalmente perseguida mediante las nuevas normas sobre gobierno corporativo, en la medida en que es aconsejable tratar de impedir o reducir la influencia partidista en la gestión financiera, que tan nefastos resultados ha producido en la evolución de las Cajas de Ahorros en nuestro país.
-¿Por qué es beneficioso estas entidades convertise en fundaciones?
Con la nueva ley se ha pretendido, sobre todo, aumentar la solidez y competitividad de nuestro sistema financiero a través de dos líneas básicas: la capitalización de las cajas, facilitando su acceso a recursos de máxima categoría en iguales condiciones que otras entidades de crédito, y la profesionalización de sus órganos de gobierno. El sector también ha valorado muy positivamente la finalidad formalmente perseguida mediante las nuevas normas sobre gobierno corporativo, en la medida en que es aconsejable tratar de impedir o reducir la influencia partidista en la gestión financiera, que tan nefastos resultados ha producido en la evolución de las cajas de ahorros en nuestro país.
-¿Qué significa y cuál es el objetivo de profesionalizar los órganos de gobierno de las fundaciones bancarias?
La Ley también regula los órganos de gobierno de las fundaciones bancarias. Con ello se persigue que, dada su condición de actoressignificativos del sistema crediticio español, las fundaciones bancarias actúen con los niveles de profesionalidad, transparencia, independencia y eficiencia máximos, sin que en ningún caso se pueda poner en peligro la solvencia de las entidades en las que participan. Con carácter general, las normas sobre gobierno corporativo se aplicarán a todas las fundaciones bancarias. Ahora bien, únicamente a aquellas fundaciones que tengan una participación igual o superior al 30 por ciento de una entidad de crédito o de control en la misma se le impondrá la obligación de elaborar un protocolo de gestión en el que consten los elementos esenciales que definan las relaciones entre ambas entidades, así como un plan financiero en donde se exponga de qué manera la fundación bancaria podrá hacer frente a posibles necesidades de financiación que pudiera requerir una entidad de crédito en una situación de especial dificultad.
-Esta semana la primera caja de España ha anunciado que se convierte en fundación bancaria. Entonces, ¿La Caixa ya no es una caja de ahorros?
No, La Caixa ya no es una entidad de ahorro. Cumpliendo la nueva normativa se convierte en una fundación bancaria, preservando el negocio bancario en CaixaBank y la mayor cartera industrial de España, que se gestionará desde Criteria, que operará como holding industrial y que, además, servirá para ejercer el control indirecto de la nueva fundación sobre el tercer banco español.
-¿Qué funciones y obligaciones tiene desde hoy mismo la nueva Fundación La Caixa?
El propio presidente de La Caixa, Isidro Fainé, ha detallado las obligaciones a las que quedará sometida la nueva fundación: como Fundación Bancaria La Caixa tendrá el 60,5% de CaixaBank -a través de Criteria, es decir, más del 30% que marca la ley-, y tendrá que elaborar un plan financiero anual, que será aprobado por el Banco de España y que determinará cómo la fundación bancaria haría frente a hipotéticas necesidades de capital de la filial. La participación, además, otorga el control efectivo por lo que ha de acompañarse de otro, este segundo de diversificación de inversiones y de gestión de riesgos y, si es necesario, de la dotación de un fondo de reserva en las cantidades que, en un futuro, determinará el Banco de España, pero que todavía no han sido fijadas. Su obra social quedará protegida en la nueva fundación. De hecho, un año más, el séptimo, se ha aprobado un presupuesto de 500 millones anuales para el apoyo a todas las actividades de protección social que desarrolla la entidad.



















































PATROCINADORES:
UNICCA
laposadadegrimaldo.es
INGEYCON INGENIERIA Y CONSTRUCCIONES

www.ingeypro.com

info@ingeypro.com 


Ingeypro es Asistencia técnica, 
Ingeypro es Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contratación
Ingeypro es Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto. 
ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla
Ingeypro redacta proyectos de arquitectura y de ingeniería

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada