lunes, 31 de marzo de 2014

Los chinos compran España

El señor Li, un multimillonario real y con nombre ficticio porque así lo ha pedido para hablar con este periódico, ha amasado su fortuna en el sector inmobiliario de China. Hace tres décadas era un don nadie, pero ahora atesora 13 millones de euros gracias al auge económico de su país y a la explosión especulativa del ladrillo que ha provocado la mayor burbuja de la historia. El precio de la vivienda en la segunda potencia mundial continúa creciendo por encima del 15% en las grandes ciudades en las que Li tiene promociones, así que está convencido de que su cuenta corriente va a continuar engordando. Pero es consciente de que la contaminada e hipercompetitiva China no es el mejor lugar para que crezcan sus dos retoños, que ahora tienen 6 y 10 años respectivamente.
Por eso, el señor Li, miembro del Partido Comunista, está buscando la mejor forma de invertir su dinero para proporcionarles un futuro fuera de su país. Y ha pensado en España. «Fui a informarme a una agencia que gestiona inversiones y visados en Hangzhou -capital de la provincia de Zhejiang-, y allí me hablaron de diferentes países». Li tenía clara su preferencia por algún miembro de la Unión Europea, y, concretamente, por alguno que pertenezca al espacio de libre tránsito Schengen. «Así que estudié las condiciones que se imponen en las nuevas leyes de España y de Portugal, y he decidido apostar por España porque creo que su sector inmobiliario tiene más futuro que el portugués».
Li quiere aprovechar las facilidades que da la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización que el Parlamento aprobó el pasado 27 de septiembre. Según la nueva norma, aquellos extranjeros que inviertan más de medio millón de euros en propiedades inmobiliarias españolas -una o varias que sumen ese importe- tienen derecho a solicitar el permiso de residencia por dos años en España -lo que les permite moverse libremente por todos los estados Schengen y trabajar en los mismos- tanto para el inversor como para su familia.
Si residen en nuestro país durante más de cinco años y mantienen el valor de la inversión inicial, el permiso de residencia puede hacerse permanente. En el futuro, sus titulares pueden incluso acceder a la nacionalidad, aunque para ello deberían renunciar a la china. «Creo que es una oportunidad muy buena, así que estoy mirando pisos en la costa mediterránea. Me gustaría comprar uno para ir en verano y otros para alquilar», cuenta Li. «Como parece que el mercado español ha tocado fondo, quizá incluso haga negocio».
Hay quienes critican que la nueva norma lo que hace, en realidad, es legalizar la compra de permisos de residencia. José Carlos García de Quevedo, director ejecutivo de Invest in Spain, órgano gubernamental del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), asegura que no es exactamente así. «Se ha flexibilizado la concesión de visados para quienes invierten en nuestro país generando empleo y contribuyendo al crecimiento económico de forma que no se dificulte el desarrollo de las inversiones. No tiene sentido que, como sucedía hasta ahora, alguien que compre una vivienda en España no pueda disfrutar de ella con facilidad».
Estudios, ocio y negocio
García de Quevedo hace hincapié en que la ley no solo va dirigida a quienes compren bienes inmobiliarios. «También se conceden los permisos de residencia a los que invierten más de un millón de euros en empresas españolas, algo muy interesante para la financiación de las pymes, o depositan más de esa suma en bancos españoles. Finalmente, pueden acceder a estos permisos quienes compren más de dos millones de euros en deuda española a medio plazo, y también emprendedores extranjeros que decidan desarrollar actividades económicas en España después de haberse formado en nuestro país, como es el caso del creador de Tuenti».
Sin duda, la nueva ley está diseñada pensando en los ciudadanos del mundo emergente, sobre todo rusos y chinos. No obstante, los agentes intermediarios chinos consultados por este periódico reconocen que el interés entre los inversores de su país se centra exclusivamente en el sector inmobiliario, y más concretamente en el de las grandes ciudades. «En nuestra agencia, que ya tiene 20 clientes con propiedades en España, hay tres tipos de inversores: los que buscan la tarjeta de residencia para que sus hijos estudien en Europa, pero no en España porque creen que sus escuelas son malas, los que quieren el visado para viajar por el continente sin problemas, y los que buscan un lugar de vacaciones, que son minoría», enumera Maggie Xu, directiva de la consultoría J. T. Vantage.
El proceso para acceder a todos estos beneficios, tal y como explicó García de Quevedo en un seminario celebrado en Shanghái hace unos días, es muy sencillo: quien quiera invertir en España puede solicitar un visado de inversor para un año. Si transcurrido ese tiempo el dinero ha llegado a España, ya sea a través del individuo o de una empresa de su propiedad, los trámites para acceder a la tarjeta de residencia son pocos y se pueden completar en el plazo de un mes. Claro que en ese proceso surge otra duda. ¿Investiga España la procedencia del dinero y que éste sea limpio?
La respuesta es que no. El solicitante solo necesita el certificado de penales de los países en los que haya residido. El propio García de Quevedo, a pesar de que asegura que no hay riesgo de que llegue a España dinero sucio, reconoce que no existen más mecanismos de control que los que establecen las propias entidades bancarias. «La inversión pasa por notario y por registro público, y la banca española, a través del servicio del SEPLAC, realiza las operaciones conforme a la normativa vigente». No obstante, teniendo en cuenta la connivencia existente en China entre los poderes político y económico -la mayoría de los bancos chinos son estatales- y el alto grado de corrupción, con el marco regulatorio actual resulta imposible certificar si el dinero invertido tiene una procedencia legal. «Quienquiera en China que tenga medio millón de euros para invertir no los ha sacado limpiamente», reconoce el señor Li entre risas.
Las autoridades españolas aseguran que las nuevas modalidades de visado están teniendo una gran acogida, pero en los primeros seis meses de vigencia de la ley se han concedido muy pocos. En la demarcación consular de Shanghái se han tramitado cuatro, de los que tres han sido aprobados en el plazo de una semana. «Es una ley nueva y estamos seguros de que su número aumentará este año. Ha sucedido en Portugal, que introdujo este tipo de legislación antes que España y ya está concediendo cientos de visados en China», explica el cónsul en la capital económica de China, Gonzalo Ortiz. De momento, lo que sí se ha disparado es el número de permisos de turismo, y las trabas con las que tenían que lidiar los viajeros chinos han desaparecido.
«A diferencia de China, España ofrece aire limpio, un entorno privilegiado, cultura, e inversiones interesantes», sentencia Li. «Además, para renovar los permisos solo hace falta estar un día en España al año. Todo son facilidades». Es evidente que la tortilla ha dado la vuelta. Ahora es España quien necesita la liquidez que sobra en China. A los inversores de allí se les pone aquí la alfombra roja, como ha demostrado el caso de la compra del Edificio España en Madrid por parte del magnate chino más rico, Wang Jianlin, que ha pagado por él un 33% menos de lo que le costó a su anterior propietario, el Banco Santander. Ahora solo falta saber si Wang también pedirá la tarjeta de residencia española. Sin duda, cumple todos los requisitos.




P
ATROCINADORES:
UNICCA
laposadadegrimaldo.es
INGEYCON INGENIERIA Y CONSTRUCCIONES
INGEYPRO INGENIERÍA Y PROYECTOS. OFICINA TÉCNICA DE CONSTRUCCIÓN

www.ingeypro.com

info@ingeypro.com 


Ingeypro es Oficina técnica de empresas constructorasIngeypro es documentación técnica para contratación de obrasIngeypro es Redacción de Estudios de Gestión de Residuos, Ingeypro es Redacción de Planes de Gestión de Residuos, Ingeypro es Redacción de Estudios de Seguridad y Salud, Ingeypro es Redacción de Planes de Seguridad y Salud, Ingeypro es Redacción de proyectos, Ingeypro es Asistencia técnica, Ingeypro es Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contrataciónIngeypro es Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto. 
ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla
ingeypro son arquitectos en Cáceres y Badajozingeypro son arquitectos técnicos en Cáceres y Badajoz
ingeypro redacta proyectos de arquitectura y de ingenieríaingeypro es Certificado de Eficiencia Energéticaingeypro somos agentes rehabilitadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada