domingo, 4 de noviembre de 2012

El horizonte de las constructoras


En los próximos años, y especialmente en los mercados emergentes, se prevé que aumente la demanda mundial de construcción, según apuntan todas las tendencias que empiezan a constatarse en urbanismo, globalización, aumento de la demanda de agua y energía y restauración de infraestructuras. Sin embargo, que las constructoras atraigan tal demanda dependerá de su capacidad para gestionar todo lo necesario para satisfacerla.
El sector de la construcción experimentará un fuerte crecimiento durante los próximos diez años, sobre todo en economías de Asia, Latinoamérica, Oriente Medio y África. La construcción doblará su tamaño durante ese período en los mercados emergentes, y para 2020 habrá generado ingresos por importe de 6.700 millones de dólares (el 55% de los ingresos mundiales del sector), según el informe Global Construction 2020 publicado por Global Construction Perspectives y Oxford Economics.
El incremento de urbanizaciones será uno de los factores clave que impulsarán este crecimiento. Se prevé que para 2020 la población de las grandes urbes habrá aumentado un 20%. La aceleración de la globalización será otro factor importante: el estudio de Accenture indica que el sector no sólo doblará su tamaño en los mercados emergentes, sino que también crecerá un 36% en los países en desarrollo.
Pensamos que las nuevas tecnologías favorecerán una mayor innovación y llevarán a la reinvención de edificios e infraestructuras, a un mayor uso de módulos prefabricados, a un mayor nivel de control de las infraestructuras para mejorar el mantenimiento preventivo y correctivo, además de a nuevos sistemas de modelización (tecnologías BIM) para aumentar la eficiencia de los métodos de planificación y control de proyectos.
Financiación y empleados cualificados, junto con el aumento del nivel de vida y de consumo energético, tendrán un efecto cada vez mayor sobre el mercado de la construcción. Con la creciente escasez de inversiones públicas, se fomentarán cada vez más proyectos de colaboración público-privada, donde la financiación y el riesgo se asuma mucho más por parte de los inversores privados, generando una competencia para la obtención de financiación.
La lucha por conseguir empleados cualificados se intensificará, ya que los cambios demográficos y el envejecimiento de la mano de obra afectarán a la contratación y retención de profesionales. Al mismo tiempo, la demanda de técnicos cualificados aumentará en todo el mundo y generará una fuerte competencia entre las constructoras de mercados emergentes y desarrollados. Es de esperar que también se intensifique la competencia en general, ya que la demanda de servicios de construcción especializados atraerá a nuevas empresas y obligará a una diversificación en toda la cadena de valor de las infraestructuras.
Adicionalmente, se prevé que la demanda de energía para 2040 se eleve un 30% más que en 2010. Por otra parte, el consumo de energías renovables exigirá infraestructuras más eficientes y ofrecerá oportunidades de diversificación en el mercado energético. El aumento de población traerá nuevos problemas de salud pública y sostenibilidad. Crecerá la demanda de agua y gestión de residuos, así como la de ciudades inteligentes y movilidad. El envejecimiento también se traducirá en la necesidad de aumentar los servicios sanitarios. Frente a ello, las empresas líderes del mercado deberán estructurar su alto rendimiento en tres pilares fundamentales: orientación y posición en el mercado, excelencia operativa y anatomía para el rendimiento.
Lo más importante para la orientación y posición en el mercado de la construcción es marcarse los objetivos adecuados, en el momento oportuno y en el mercado idóneo. Las empresas líderes han reforzado su competitividad aprovechando proyectos nacionales de infraestructuras para asegurarse posiciones estratégicas en mercados emergentes como Brasil, India, Rusia o China. Han dejado de ser exclusivamente constructoras para transformarse en empresas de gestión de proyectos generales que prestan un servicio integral en toda la cadena de valor de las infraestructuras: desde la recaudación y gestión de financiación hasta el diseño, la construcción, la explotación y el mantenimiento.
Las compañías líderes también han desarrollado capacidades distintivas que las han transformado en gestores financieros eficaces, con equipos especializados para mejorar la gestión de riesgos y asignación de capitales. Al mismo tiempo, han optimizado sus procesos internos para garantizar que todo el grupo tiene acceso a efectivo, mejorar la relación deuda/ebitda y acelerar la rotación de activos para adaptarla a cambios en los ciclos de construcción. Finalmente, la anatomía para el rendimiento se basa en el equilibrio entre un modelo de explotación muy eficiente y una gestión del talento que obtenga el máximo partido a la colaboración. Construyendo el camino hacia el alto rendimiento.
Jordi Roca, socio de Accenture.






Fuente: El Economista

PATROCINADORES:
UNICCA

WWW.ELEDTRIC.ES

www.ingeypro.com

info@ingeypro.com 

Ingeypro es Redacción de Estudios y Planes de Residuos, Ingeypro es Redacción de Estudios y Planes de Seguridad y Salud, Ingeypro es Redacción de proyectos, Ingeypro es Asistencia técnica, Ingeypro es Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contrataciónIngeypro es Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto.ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada