martes, 25 de septiembre de 2012

Claves de los ajustes y reformas que llegan con los Presupuestos


El Gobierno se enfrenta a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado más difíciles de toda la etapa democrática, con la posibilidad de un rescate acechando la economía española.
[foto de la noticia]
Los mercados y los socios europeos van a estar muy atentos a las cifras y medidas que presente el Ejecutivo de Mariano Rajoy el próximo jueves. Por un lado, estas cuentas deben demostrar que España tiene la determinación de cumplir con el plan de ajuste del déficit exigido desde Bruselas, que exigen recortarlo en 2013 prácticamente en 21.000 millones de euros hasta el 4,4%.
En este sentido, hay que recordar que ante la imposibilidad de cumplir con el límite impuesto por Bruselas para este año, el Gobierno tuvo que renegociar un objetivo menos exigente (concretamente, pasó del 5,3% del PIB al 6,3%).
Además, previsiblemente estos prepuestos sufrirán, como los de 2012, la debilidad de la partida de ingresos, ya que la economía seguirá en recesión. La previsión oficial es que el PIB todavía un 0,5% en 2013, pero hay servicios de análisis como que esperan que caiga un 3,3%.
La tarea que tiene el Ejecutivo por delante no parece sencilla, aunque en el Plan Presupuestario 2013-2014 que tuvo que presentar en julio a la Comisión Europea se mostraba optimista y aseguraba que era capaz de lograr un ajuste conjunto entre aumento de ingresos y recorte de gastos de 39.000 millones en 2013.
A continuación las líneas generales de las cuentas generales para el próximo ejercicio.
PENSIONES
El Gobierno ha reiterado en numerosas ocasiones que el Sistema de pensiones es sostenible y que en caso de que hubiera “problemas puntuales de liquidez”, se resolverían acudiendo al Fondo de Reserva. No obstante, dado que la partida de las pensiones es la más importante (concretamente, representa el 37% de los PGE), se empieza a dar por hecho que Rajoy podría terminar por desdecirse de su promesa electoral de “no tocar las pensiones”.
La semana pasada, Reuters, basándose en fuentes negociadoras, daba por hecho que el Gobierno tendrá que congelar las pensiones y acelerar los plazos del retraso de la jubilación a los 67 años para ahorrar unos 4.000 millones. El Ejecutivo desmintió esta información, pero habrá que ver qué ocurre finalmente.
FUNCIONARIOS
El colectivo de funcionarios y empleados públicos espera casi con resignación más recortes mientras asume los ya efectuados hasta la fecha, dado que una de las dianas de la política de ajustes de Bruselas y el Gobierno es la reducción del sector público.
Una de las medidas adelantadas la semana pasada era la reducción de las prestaciones sociales y la aportación y subvención del estado al mutualismo administrativo, lo que en términos reales supone un nuevo ajuste a las prestaciones de los funcionarios civiles del Estado.
La intención de recortar estas aportaciones estatales se sumará a la rebaja salarial del 5%, la eliminación de días libres y moscosos, los descuentos en la nómina por incapacidad temporal y la eliminación de la extra de diciembre, además de las rebajas acordadas en las plantillas de las comunidades autónomas.
El ministro de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, aseguró que los trabajadores públicos podrían recuperar su paga lo que, en caso de ser así, se podría asignar a los presupuestos de 2014.
DESEMPLEO
Las prestaciones por desempleo ya han sufrido un recorte este año: los nuevos perceptores a partir del séptimo mes verán calculada su prestación con el 50% de la base reguladora, en lugar del 60% como se hacía hasta ahora.
Además, se ha aprobado una "racionalización" en el subsidio para mayores de 52 años, se ha eliminado el subsidio especial para mayores de 45 años y se han suprimido una amplía gama de bonificaciones a la contratación.
Estas medidas tendrán su reflejo en la partida dedicada al desempleo que podría verse aliviada (la tercera más importante), aunque las previsiones de paro para el año que viene siguen sin ser halagüeñas.
COTIZACIONES SOCIALES
Estas cuentas sufrirán el impacto de la rebaja de un punto de las cotizaciones sociales al régimen general de la Seguridad Social en 2013. Además, en el plan presentado a Bruselas está previsto el recorte de otro punto adicional en 2014. Esta medida, aunque busca fomentar el empleo y el crecimiento, supondrá en un primer momento una merma en los ingresos públicos.
MINISTERIOS
El recorte de gasto de los ministerios ascenderá a 4.300 millones de euros en 2013 y se basarán en menores transferencias, así como en una reducción de 600 millones en gastos de personal. El Ejecutivo aseguró que la revisión será exhaustiva de todas las transferencias corrientes y de capital que gestionan los ministerios, lo que permitirá, según sus cálculos, un ahorro en estos capítulos de gasto en torno al 25%.
PRESUPUESTO DE LAS CÁMARAS
El Congreso de los Diputados reducirá entre un 3,22% y un 4% su presupuesto para 2013 y congelará otra vez los salarios de los diputados, mientras que la rebaja para el Senado será del 2%.
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
El Ejecutivo tiene pendiente aplicar un plan de ajuste en las Administraciones Públicas. Según lo que ha desvelado hasta ahora, la reforma de la Administración Local en ciernes, que incluye la definición de competencias y la eliminación de duplicidades, permitirá un ahorro de 3.500 millones de euros en 2013 y de 5.500 millones al año siguiente.
Por otra parte, el Plan Presupuestario 2013-2014 asegura que las medidas específicas de ajuste de las Comunidades Autónomas alcanzarán los 19.000 millones de euros hasta 2014. El jueves podríamos conocer algún detalle al respecto.
IMPUESTOS
Los PGE incluirán varias novedades fiscales. Por un lado, la supresión de la deducción por compra de vivienda en IRPF. Además, el IVA que se aplicará a la compra de vivienda nueva pasará de ser del 4% al 10% el año que viene.
Por otro lado, las plusvalías generadas en el primer año por inversiones en los mercados tributarán a los tipos del IRPF, en tanto que a partir del segundo año seguirán gravadas por las rentas de capital.
Además, el Gobierno ha anunciado ya también para 2013 nuevas tasas energéticas. Se trata de un gravamen del 6% de los ingresos de las empresas de todas las tecnologías de generación eléctrica, así como dos nuevos impuestos para las centrales nucleares, un canon del 22% sobre la producción hidroeléctrica y también impuestos especiales (céntimo verde) para el gas natural, el carbón y el fueloil. Con esta medida, busca ingresar 2.734 millones extra.


Fuente: Diario Expansión
Enlace patrocinado por

Empresaingeypro ingeniería y proyectos
Contacto.- info@ingeypro.com 
Redacción de Estudios y Planes de Residuos, 
Redacción de Estudios y Planes de Seguridad y Salud, 
Redacción de proyectos, 
Asistencia técnica, 
Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contratación
Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto.

ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada