lunes, 20 de agosto de 2012

¿Se parecen en algo la España de 1929 y la de 2008?


Dicen que la crisis que vivimos es la mayor que ha visto el mundo (al menos, el mundo occidental desarrollado) desde la Gran Depresión. ¿En qué se parecen y en qué se diferencian ambas?
[foto de la noticia]
El libro Pasado y Presente. De la Gran Depresión del siglo XX a la Gran Recesión del siglo XXI (Pablo Martín-Aceña, ed., Fundación BBVA, 2011) tiene un interesante capítulo dedicado a la crisis de 1929 en España, escrito por Jordi Palafox, catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universidad de Valencia. A partir de él se puede comparar la situación de la economía española en ese momento y en la actualidad. Al hacerlo se descubren varias similitudes entre ambas, como la "falta de comprensión de los gobiernos de la gravedad de los problemas a los que se enfrentaban y se enfrentan" (en palabras de Palafox), y varios contrastes, como la ausencia de una crisis financiera en 1929.
Parecidos

- Escasa productividad:
Durante la década de los 20, el sector agrario español representó el 26,8% del PIB y aglutinó a la mitad de la población activa. Sin embargo, los datos de 1930 muestran (según el estudio dePatrick O’Brien y Leandro Prados de la Escosura citado por Palafox) cómo la productividad por hectárea en España era, por ejemplo, tres veces inferior a la de Italia. De hecho, la ausencia de competitividad del sector agrario español obligó a la toma de medidas arancelarias, con el consecuente aislamiento internacional del país.
La historia se ha vuelto a repetir en esta crisis, especialmente en el sector de la construcción: precios desorbitados y salarios demasiado altos en relación con la productividad. De hecho, aunque los españoles son los europeos que más horas trabajan, el crecimiento medio de la aportación al PIB por hora trabajada en España fue del 0,9% entre 2001 y 2007, según la OCDE, frente al 1,3% de Alemania, el 1,7% de Francia o el 2,1% de Reino Unido.
- Reforma lenta del principal sector:
Ambos sectores, la agricultura y la construcción, sufrieron reformas, pero a un ritmo demasiado lento y con medidas ineficaces. Por ejemplo, la actual crisis inmobiliaria estalló a finales de 2007; sin embargo,todavía se debate el alcance exacto del efecto perjudicial de los activos tóxicos en la banca española. Un retraso similar al que sufrió la reforma agraria en los años 30: de hecho, a pesar de los esfuerzos de los gobiernos republicanos, la productividad agrícola por hectárea en España apenas llegaba a la mitad de la media europea en 1935, según la estimación de Derek Aldcroft, profesor de la Universidad de Manchester.
- Esfuerzos para la reducción del déficit público:
Tras la dictadura de Primo de Rivera, en la que el gasto público se disparó, los dirigentes de la República trataron de alcanzar la estabilidad financiera (algo que Palafox cree fruto de un error de diagnóstico). Para ello llevaron a cabo políticas de aumento de la recaudación y, sobre todo, de disminución del gasto, especialmente entre abril de 1931 y el verano de 1933: se mejoró la eficacia de la Administración tributaria, se aprobó una moderada reforma fiscal (en 1932 nació la Contribución General sobre la Renta, precursora del IRPF), se redujo el gasto corriente y se recortaron las inversiones en obras públicas.
Una corrección similar del déficit se está llevando a cabo en España en la actualidad. Sólo este año, el objetivo es pasar del 8,9 al 6,3%, tras la prórroga otorgada por Bruselas. Para lograrlo, se ha subido el IVA dos veces (una Rodríguez Zapatero y otra Rajoy), se ha elevado el IRPF, se ha recortado en sanidad y educación, se ha reducido la prestación por desempleo y se ha rebajado el sueldo a los funcionarios, entre otras cosas.
- Error de diagnóstico:
Preguntado por la cuestión, Palafox identifica un cuarto elemento común, a saber, la minusvaloración por parte de los gobiernos de la gravedad de los problemas que se les presentaban. Así, lo que no se tuvo suficientemente en cuenta en los años 30 fueron, según su opinión, "las esperanzas de una gran parte de la España agraria a la reforma"; y ahora, se ha producido una mala gestión del Gobierno anterior, "que infravaloró la gravedad de la situación dada la baja productividad" y del actual, "que en lugar de presentar un plan de ajuste desde el comienzo ha ido a rastras de los llamados mercados".
Diferencias

- Aislamiento internacional de España en 1929:
Una de las grandes diferencias entre las dos crisis es la situación de España en el contexto internacional.A principios de los años 30 del siglo pasado, el país se encontraba aislado, tras los años de gobierno de Primo de Rivera. De hecho, la inestabilidad, causa de la incertidumbre, era más política que económica, tras el fin de la dictadura y, especialmente, de la monarquía, que abrió paso a una época en la que los inversores (especialmente a nivel interno) recelaban de las intenciones de una República recién llegada y cuyas intenciones no podían adivinarse a partir de referencias previas.
Por el contrario, en la coyuntura actual la dependencia económica de España del contexto europeo resulta evidente, sobre todo en su exposición a los mercados de deuda. Bastan para comprobarlo los últimosbandazos de la prima de riesgo: el ajuste recientemente aprobado por el Gobierno, el mayor de la democracia, estaba destinado a calmar a los inversores, pero la prima se disparó; unas semanas más tarde, un par de frases pronunciadas por Mario Draghi, sugiriendo una posible intervención del Banco Central Europeo, provocó que el diferencial se desplomase ochenta puntos básicos en dos días.
- Depreciación de la moneda en 1929:
Entre 1928 y 1935, la peseta sufrió una devaluación espectacular, de más del 50%: concretamente, en ese período la moneda española pasó de valer 0,042 francos franceses a 0,02, según los datos recogidos por los profesores Pablo Martín-Aceña (Universidad de Alcalá) y Mª Ángeles Pons(Universidad de Valencia). Esta medida ayudó a paliar la deflación que afectaba a otras economías y a fomentar las exportaciones del país. Sin embargo, la pertenencia a la moneda única europea desde 2002 ha hecho imposible una depreciación unilateral similar en la actual crisis.
- Crisis financiera de 2008:
La crisis del 29 no tuvo un impacto demoledor sobre la banca española, al contrario que la actual. Es cierto que entre el 1 de abril y el 30 de junio de 1931 se llegó a retirar el 10% de los depósitos bancarios en el país (tendencia que continuó, en menor medida, en meses posteriores), por la desconfianza de los principales sectores e inversores ante el cambio de régimen; sin embargo, laactuación del Banco de España evitó que se desencadenara una reacción de pánico que comprometiera la estabilidad de las entidades financieras


Fuente: Diario Expansión
Enlace patrocinado por

Empresaingeypro ingeniería y proyectos
Contacto.- info@ingeypro.com 
Redacción de Estudios y Planes de Residuos, 
Redacción de Estudios y Planes de Seguridad y Salud, 
Redacción de proyectos, 
Asistencia técnica, 
Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contratación
Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto.

ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada