martes, 24 de julio de 2012

Las autonomías caerían en impagos en dos meses si no les prestan dinero



Las autonomías caerían en impagos en dos meses si no les prestan dinero

Desde hace días, la desconfianza de los inversores ha cerrado el grifo de los préstamos a las autonomías, de la compra de su deuda. Y sin esa vía de ingresos, la capacidad de atender pagos se ve comprometida a corto plazo. Fuentes autonómicas consultadas por ABC calculan que, sin esa fuente de financiación -que puede paliarse con el colchón habilitado por el Estado mediante el Fondo de Liquidez-, las autonomías tendrían que incurrir en impagos en un par de meses. Las hay que se verían estranguladas económicamente todavía en menos tiempo y algunas de sus obligaciones entrarían en morosidad.
El Fondo de Liquidez es la gran tabla de salvación. De los 30.000 millones de nueva deuda que previeron necesitar las comunidades para todo este año, al menos la mitad aún no la han suscrito. Y algunas aún necesitan más de lo que habían calculado. Con los 18.000 millones que el Gobierno ha dotado ese Fondo de Liquidez para las autonomías, el problema de aquí a fin de año se capearía en gran parte. Eso sí, con las condiciones de ajustes que imponga el Gobierno a cada autonomía que se acoja a dicho fondo.
La Comunidad Valencianafue la primera en reconocer su necesidad de acudir a él -ayer cifró sus necesidades en 3.500 millones-, pero junto a ella hay un grupo de comunidades en situación complicada por los desequilibrios de sus finanzas. El caso más delicado, peor que la Comunidad Valenciana, es el de Cataluña. Tiene dos gruesos problemas: es la autonomía más endeudada y es, con diferencia, la que más dinero necesita prestado este año para que sus cuentas no se asfixien. Aunque en bastante menor medida, esos dos factores confluyen también en Castilla-La Mancha y en Galicia.
Todas ellas están entre las seis autonomías que más dinero prestado necesitan y, además, están entre las seis más endeudadas en proporción a su Producto Interior Bruto (PIB).

El delicado caso andaluz

En situación comprometida se encuentran también Andalucía yCanarias. En el caso andaluz, porque necesita acceder a una gran cantidad de dinero prestado este año para no quedarse sin liquidez. No es de las más endeudadas, pero es, tras Cataluña, la que necesita colocar un mayor volumen de deuda. Aunque hasta ahora ha mantenido en términos discretos su ratio de endeudamiento, sus cuentas andan desbocadas. A falta de ajustes de calado, la tremenda cantidad de dinero que necesita recibir prestado durante todo 2012 -casi 5.000 millones- disparará su deuda: un 24,3 por ciento más en un año, la que más prevé aumentar su endeudamiento financiero. Es justo lo contrario de lo que le ocurre a Baleares. Tiene un endeudamiento muy elevado, pero los ajustes del último año le permiten cuadrar las cuentas siendo la tercera que menos prevé aumentar su endeudamiento financiero este año.

Canarias: deuda en escalada

Canarias es otra de las que presentan cuentas complicadas. Su problema radica en que también necesita recibir mucho dinero prestado este año -1.300 millones- y, además, quienes estén dispuestos a prestárselo saben que está en una escalada de endeudamiento: un 23,7 por ciento más en 2012. Sólo le supera Andalucía.
El resto de comunidades no presentan factores tan graves de desequilibrio, pero el cierre de los mercados financieros a la deuda autonómica acaba afectando a todas. En el segundo grupo de regiones con desequilibrios se encuentran Murcia y, en menor medida, Cantabria y Extremadura. En porcentaje, las tres necesitan aumentar mucho su deuda este año, pero en términos absolutos Cantabria y Extremadura precisan de cantidades de dinero relativamente pequeñas en cifras absolutas. El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, confirmó ayer que su Comunidad se acogerá al Fondo de Liquidez en septiembre, por importe de entre 200 y 300 millones.

País Vasco y Madrid

En el caso del País Vasco y de Madrid, la situación es distinta. Madrid es la comunidadmenos endeudada en términos de PIB, pero puede acabar sufriendo el «efecto arrastre» de la resistencia de los mercados a prestar a las autonomías. Además, el dinero que necesitan tanto Madrid como el País Vasco no supone un excesivo aumento de su tasa de endeudamiento. Pero ambas, por su dimensión, precisan un considerable flujo financiero. La Comunidad de Madrid fijó unas necesidades de deuda de 4.400 millones para todo este año, y 1.200 el País Vasco.
Parte de los préstamos y de las emisiones de deuda que las comunidades necesitaban cubrir en 2012 los formalizaron en el primer semestre. Pero aún les quedan miles de millones por obtener, los mercados financieros se han cerrado para ellas y necesitan dinero para mantener su liquidez.
Cataluña colocó deuda en abril a intereses de entre el 4,5 y el 5 por ciento. El escenario que tiene ahora es totalmente distinto. Y precisa abultadas cantidades de dinero que todo apunta a que tendrá que buscar con urgencia en el Fondo de Liquidez del Gobierno central, con las exigencias reforzadas de ajuste y de reformas que le marque Moncloa.


Fuente: Diario Expansión
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Licitaciones, Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada