martes, 17 de julio de 2012

Botín, González y los demás consejeros pierden 1.200 millones con sus acciones en seis meses


La mayoría de los consejeros de los bancos aumentan sus participaciones en el capital cobrando en acciones el dividendo. El castigo de las acciones les está haciendo perder mucho dinero.
Los pequeños y anónimos accionistas no son los únicos que están sufriendo en sus bolsillos el penoso desempeño bursátil de la banca española. Los consejeros de los bancos también tienen dinero invertido en sus entidades y todos, aunque con mucha dispersión dentro de este grupo, están perdiendo dinero.
En conjunto, los miembros de los Consejos de los siete principales bancos españoles (excluyendo a Bankia, cuyo Consejo ha sido completamente renovado tras el anuncio de su próxima nacionalización) han perdido 1.167 millones de euros de valor de sus participaciones en el primer semestre de 2012. Y esto, a pesar de que el número de acciones en manos de estos órganos ha aumentado, principalmente por el cobro de dividendo en títulos.
Desde diciembre, los consejeros de estas entidades han incrementado sus participaciones en 162,4 millones de acciones. La única excepción la registra el Consejo de Santander que, en su conjunto, tenía en junio 1,7 millones de acciones menos que en septiembre, debido a la salida de consejeros que controlaban sustanciosos paquetes accionariales, como Francisco Luzón o Antonio Escámez.
Pulse para ampliar.
Pulse para ampliar.
La práctica totalidad de los consejeros de todos estos bancos ha aumentado su participación. La principal fuente de nuevas acciones ha sido el dividendo cobrado en especias en vez que en efectivo. Hay que recordar que esta forma de retribución tiene ventajas fiscales para el inversor y es la preferida por la mayoría de los consejeros, con la excepción sonada de Emilio Botín que, en muchas ocasiones, ha optado por cobrar en efectivo el dividendo de Santander.
También hay incrementos de participaciones por planes de retribuciones en acciones de consejeros ejecutivos y, sólo en menor medida, por la compra directa de acciones. De hecho, llama la atención que, a pesar de las caídas bursátiles tan acusadas, muy pocos consejeros se hayan lanzado a adquirir títulos. Una señal más que, incluso dentro del sector, la recuperación no se ve tan cerca.
Los que más pierden
En términos relativos, los consejeros de Banesto y Banco Popular son los que más valor han perdido en sus participaciones, un 39% y un 38%, respectivamente, mientras que en el otro extremo de la medalla se sitúan los de BBVA y de Santander, con un 4% y un 12%, respectivamente. El ránking, sin embargo, varía si se miden las pérdidas en números absolutos.
Los consejeros de Popular han sido los que más dinero han perdido en estos seis meses, hasta 694 millones. Y esto, a pesar de que controlan casi 118 millones de acciones más que en diciembre, debido a la incorporación a este órgano de los accionistas de Banco Pastor, integrado en el segundo trimestre. A su vez, los miembros del máximo órgano de administración de Bankinter perdieron 241 millones, frente a los 125 millones de los de Santander y los 102 millones de Sabadell.
Presidentes y consejeros
El presidente de Santander, Emilio Botín, sigue siendo el presidente que más dinero tiene invertido en su banco (ver gráfico). En total, el valor de esta participación asciende a 843 millones, 97 menos que el pasado diciembre. Cabe recordar, sin embargo, que Botín tiene sindicadas también las acciones de sus dos hijos Ana Patricia y Javier, ambos consejeros de Santander, por el pacto de accionistas que suscribieron varios miembros de la familia Botín en el año 2006.
El segundo ejecutivo en este ránking es el presidente de BBVA, Francisco González, con 15,3 millones y unas pérdidas registradas en el año de un millón. Inmediatamente después se sitúa el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, que tiene un 0,028% del capital del banco, valorado en 13,6 millones y que, desde diciembre, ha perdido algo menos de medio millón de euros con su inversión.
Tanto el presidente de Sabadell, Josep Oliu, como el de Bankinter, Pedro Guerrero, tienen invertidos 9,3 millones de euros en acciones de sus respectivas entidades. A cierta distancia se sitúa el número uno de CaixaBank, Isidro Fainé, con 1,5 millones de euros.
El ránking lo cierran el presidente de Banesto, Antonio Basagoiti, con apenas 2.573 euros invertidos en títulos de la entidad y su consejero delegado, Javier San Felix, que acaba de ser nombrado y tiene una inversión de 1.287 euros. 

Fuente: Diario Expansión
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada