lunes, 18 de junio de 2012

Luces y sombras en la Eurocopa de FCC y Ferrovial


Miles de futboleros han seguido a La Roja hasta la ciudad polaca de Gdansk, donde España debe sellar hoy frente a Croacia su pase a los cuartos de final de la Eurocopa. Son hinchas que vuelven de su romería con una anécdota sobre el campo y los aledaños. Una obra de campanillas que se ha quedado a medias.
El estadio se asemeja al fabuloso Allianz Arena de Múnich. La constructora es la misma: Alpine, filial de la española FCC. Sus acabados impresionan -griferías Grohe en los baños y pantallas de plasma en los vestíbulos- pero lo más llamativo es una cúpula que cubre por completo los 44.000 asientos de la grada, y una notable acústica. Las hinchadas, como la irlandesa el pasado jueves, se hacen notar como en ningún sitio.
Todo eso, que ya es parte del espectáculo, se refleja en las cuentas de FCC con 130 millones de facturación.
La empresa ha sacado pecho y ha enseñado su obra a dos decenas de periodistas españoles. Lamentablemente, otra constructora española no ha podido culminar su trabajo. Los accesos al complejo de Gdansk, a medio construir, corren a cargo de Budimex, filial de Ferrovial. Kilómetros de vallas rodean lo que serán aparcamientos, viales y zonas verdes, todo ello cerrado a día de hoy a coches y peatones en pleno campeonato. Fuentes locales dicen que el problema parte de la Administración polaca: "Había que acabar el campo como fuera, pero el dinero no alcanzó para más".
Los que han ido a Gdansk han tenido que caminar unos tres kilómetros desde el límite impuesto para los autobuses hasta las puertas del estadio. La lluvia no ha faltado, y tampoco el barro. Sorprende que Budimex haya mantenido centenares de carteles y banderas adornando tamaño desatino, ajeno a su voluntad.
Desacuerdo en Varsovia
FCC ha ejecutado otros dos estadios para la Eurocopa. El de Varsovia, con una capacidad de 58.000 espectadores y valorado en 360 millones, también está dando dolores de cabeza al grupo de Esther Koplowitz. La Administración exigió hasta 150 modificaciones sobre el proyecto original. Y muchas de ellas han dado lugar ahora a un tira y afloja sobre el precio final de la obra que podría poner en riesgo el beneficio esperado. El tercer encargo ha sido el del estadio de Poznan, con 43.000 localidades y un presupuesto de ejecución de 115 millones.

Beneficio en duda

La facturación de FCC por los tres estadios que ha firmado en la Eurocopa de Polonia y Ucrania asciende a 600 millones de euros. Al margen de conseguir estas referencias en edificación singular, FCC también espera saldar su aventura polaca ganando dinero.
Fuente: Diario Cinco Días
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada