martes, 19 de junio de 2012

El difícil reto de separar el riesgo soberano del financiero


Una semana después de celebrar como un éxito el rescate comunitario a la banca española, para el que él mismo aseguró haber "presionado" a Bruselas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado un cambio sustancial de las condiciones de la intervención ante el resto de líderes mundiales reunidos en la cumbre del G-20, en Los Cabos (México). Rajoy ha defendido la necesidad de "romper el vínculo entre el riesgo bancario y riesgo soberano, que ha resultado ser tremendamente dañino", como demuestra el nuevo ascenso de la prima de riesgo -ayer en 550- desde el anuncio del rescate. Aunque algunos líderes europeos respaldan la posibilidad de que las ayudas se inyecten directamente a las entidades, y no al país, el Eurogrupo ha adelantado que España no podrá hacerlo así. Y aunque lo hiciera, los expertos no tienen claro que esta fórmula bastara para alejar el fantasma de un rescate-país.
"Estamos a favor de un sistema que evite cualquier contaminación entre deuda financiera y deuda soberana", concedía el lunes el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. Una declaración de intenciones que fue matizada ayer por el portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión, Amadeu Altafaj, quien recordó que tanto el actual fondo temporal de rescate, el FEEF, como el que se está ratificando para funcionar de forma permanente, el MEDE, "se basan en canalizar la asistencia a través de los Estados". El Eurogrupo fue aún más contundente al advertir que una recapitalización directa de la banca española simplemente "no es posible", según recoge Europa Press.
El anuncio por parte de España de su intención de solicitar el rescate para la banca deja todavía interrogantes que pesan gravemente sobre la prima de riesgo, como de dónde saldrá el dinero para apuntalar la solvencia o a qué plazo y en qué condiciones se devolverán las ayudas. Pero la cuestión de fondo, según apunta Nuria García Manteca, de Ahorro Corporación, es que el riesgo financiero y el soberano ya "van de la mano" en la medida en que la banca es la principal tenedora de deuda publica. Un hecho que "ha venido auspiciado por el Banco Central Europeo, que ha dado dinero a la banca para que compre deuda pública", en lugar de optar por inyecciones directas a la economía como las de la Reserva Federal o el Banco Central Británico, y por "Gobiernos europeos como el de Alemania, que se han negado a que el BCE financie directamente a los Estados". La conexión entre lo financiero y lo soberano ha ido creciendo, por tanto, a medida que la banca utilizaba el crédito al 1% que le daba el BCE para comprar deuda soberana de la que obtenía mayor rentabilidad. La Autoridad Bancaria Europea (ABE) ya trató de penalizar esta práctica en los test de estrés del año pasado, pero (como indica el gráfico) aunque la banca extranjera ha ido reduciendo su exposición a bonos españoles (las entidades británicas, alemanas y francesas han sacado el 43,4% de lo que tenían), la nacional la ha mantenido.
Un círculo vicioso en el que la deuda soberana quema a la banca y la crisis financiera amenaza la solvencia del país. "En unos 100 o 200 puntos básicos" agrava la prima de riesgo española el "miedo al colapso bancario", estima Alberto Roldán, de Inverseguros, tomando como referencia la rebaja que sufrió este termómetro cuando el BCE puso en marcha su barra libre de liquidez asegurando la fortaleza de la banca. Roldán considera que si la ayuda de la UE se inyectara directamente a las entidades, la prima bajaría y "se ganaría tiempo", pero el problema de fondo no se resolvería, ya que un crédito comunitario concedido a una entidad con problemas se haría a precio de mercado. Un crédito "para Bankia, por ejemplo, se daría, al 10%, al 15% o al 20%" de interés, con lo que la carga para la entidad sería inasumible. "El Estado español, al final, tiene que ser el avalista en última instancia", concluye Roldán, que considera ideal el uso del FROB para canalizar el dinero. Esta dependencia mutua entre Estado y banca ya hizo necesario un rescate-país en Irlanda. España lucha por evitarlo.
Fuente: Diario Cinco Días
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada