miércoles, 30 de mayo de 2012

Puertas abiertas a la creación de empleo


El Gobierno prepara una nueva ley que permita abrir los comercios más días y horas al año, para crear puestos de trabajo y fomentar el consumo interno



Puertas abiertas a la creación de empleo
ABC

El actual debate sobre la necesidad u oportunidad de ampliar los horarios comerciales en España podría centrarse en torno a las seis preguntas clásicas del Periodismo. ¿Qué? Mayor libertad de apertura, parcial o total. ¿Quién? Para los locales de más de 300 metros cuadrados. ¿Dónde? En todo el territorio nacional y con la última palabra de cada comunidad autónoma. ¿Cómo? Mediante la aprobación de una nueva Ley estatal de horarios comerciales que amplíe los mínimos —domingos y festivos— actuales. ¿Cuándo?Después del verano el Gobierno presentará una propuesta, aunque Madrid ya ha anunciado «libertad absoluta» a partir del mes de julio: 24 horas los 365 días del año. ¿Por qué? Como medida para promover el crecimiento y el empleo a través del consumo interno, y como respuesta a la evolución de la sociedad.
Frente al planteamiento liberalizador que suscita el respaldo de consumidores y grandes superficies, el pequeño comercio sigue sintiéndose amenazado por una libertad de la que, en teoría, ya goza —con la legislación vigente puede decidir cuándo abrir—, pero de la que no disfruta en la práctica por problemas económicos, multiplicados por el impacto negativo de la crisis. El Gobierno insiste en que la nueva ley ofrecerá a cada negocio la posibilidad —no la obligación— de adaptar el calendario de días y horas a la demanda de sus clientes, y fijará un nuevo mínimo de domingos y festivos —12 en la actualidad, que se reducen a 8 en casi todas las Comunidades autónomas— para los centros comerciales. Número que, en estos momentos, se está sometiendo al filtro de cada Gobiernoregional para intentar alcanzar el mayor consenso posible. Una decisión en la que ha pesado más hasta la fecha la inclinación política de cada Ejecutivo que la estrategia puramente empresarial. Y sobre la que cada una de las partes implicadas tiene un punto de vista diferente.

Anged, Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución

La organización profesional integrada por las más destacadas compañías de la distribución minorista —Carrefour, El Corte Inglés, Fnac, Ikea o Media Markt, entre otros— apoya en firme la decisión de la Comunidad de Madrid de liberalizar los horarios, porque «supone equiparar las normas de funcionamiento del comercio a las que rigen para otros sectores de la economía». Para Anged, el principal beneficiado es «el consumidor, quien dispondrá de una amplia oferta para realizar sus compras, con horarios más acordes a las necesidades actuales».
Al permitir un ajuste de la oferta a la demanda, «la Comunidad de Madrid contribuirá amejorar sustancialmente la eficiencia de las compañías, que podrán desarrollar todo su potencial inversor y de creación de empleo, especialmente en el difícil momento que vive la economía española», argumenta. En el lado contrario, continúa, «las trabas que imponen la mayoría de las comunidades autónomas hacen que las empresas de Angedtengan proyectos de inversión paralizados por un valor de 2.500 millones de euros; cifra que, de poder materializarse, permitiría crear entre 7.000 y 8.000 empleos directos».
Para reforzar su discurso, Anged recuerda que, entre 2008 y 2010, el sector invirtió más de 7.700 millones de euros «para evitar el desvío de decisiones de inversión a otros países».

OCU, Organización de Consumidores y Usuarios

Con un reiterado respaldo a medidas más liberalizadoras en un mercado que evoluciona al mismo ritmo que el cliente, la OCU basa sus argumentos en las conclusiones de una encuesta realizada a los propios consumidores: «Tres de cada cuatro encuestados no quieren que se prohíba por ley la apertura de comercios en domingos y festivos; el 65,9% considera importante la libertad de horarios y el 81,8% lo cree así para otros modelos de familia». Para la organización, «las normas que facilitan la libertad de horarios comerciales dan respuesta a las nuevas tendencias del consumidor, con horarios de trabajo amplios, nuevos hábitos de compra, incorporación de la mujer al trabajo, nuevos desarrollos urbanísticos y otros modelos de familia».

El Gobierno, en contra de la «excesiva rigidez» de horarios

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, anunció hace ya varios meses que el Gobierno aprobará una ley que amplíe los horarios comerciales en todo el territorio nacional, aunque no seguirá el modelo de «libertad absoluta» aplicado por Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. La propuesta, que no se concretará en un nuevo proyecto de ley hasta después del verano, contempla «aumentar el número de días que las grandes superficies puedan abrir al año, ya que el pequeño comercio puede hacerlo en este momento cuando quiera».
Para García-Legaz, la excesiva «rigidez» nacional hace que España sea «uno de los países más restrictivos de Europa» en apertura de comercios, lo que «no se entiende en una economía con 60 millones de turistas como España». El Ejecutivo espera solventar este problema con la aprobación de las licencias «express», una media recién estrenada que elimina las trabas burocráticas existentes hasta ahora.
A su juicio, el rival más fuerte del comercio minorista no son las grandes superficies sino «el comercio electrónico que tiene siempre abiertas sus puertas para el consumidor. Es necesario adaptarse a los tiempos que corren», considera.

Cecoma, Confederación de Empresarios del Comercio Minorista

La Confederación de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid, (Cecoma), que representa al 90% de los comerciantes madrileños según sus datos, ha pedido sin éxito que se aplace una década la aplicación de la Ley de Dinamización del Comercio Minorista para renegociar convenios que ahora impiden a sus empleados trabajar los domingos. Según sus cálculos, en el próximo año y medio se perderán los mismos 20.000 empleos que la Comunidad de Madrid estima que se ganarán, gracias a la ampliación de horarios.
Desde Cecoma, no confían en que se incremente el consumo en el pequeño comercio, sino que más bien se trasladará a los grandes centros comerciales. Tampoco creen que el turismo represente para ellos una nueva fuente de ingreso, ya que las zonas de afluencia turística ya disponen en Madrid de libertad de horarios, entre otros motivos.

Los expertos, una reforma para aumentar la competitividad

Fernando Fernández, director de la Cátedra del Sistema Financiero Internacional de IE Business School, ha presentado esta semana un informe sobre «El impacto económico de la liberalización de los horarios comerciales», en el que analiza «una de las reformas estructurales pendientes en España, que puede contribuir a incrementar la competitividad, la capacidad productiva y el potencial de crecimiento de la economía española, sin coste fiscal». Según este estudio, la puesta en marcha de esta medida generaría 20.000 empleos en 3 años, y tendría asimismo un efecto positivo sobre el volumen de negocio del comercio minorista de al menos un 2,8% en el año siguiente a su entrada en vigor, lo que equivaldría a un incremento de la facturación de unos 2.200 millones de euros. El informe insiste de nuevo en los cambios sociales propiciados por nuevos modelos de familia, la relación entre el consumo y el tiempo de ocio, el despegue del comercio electrónico en España y el potencial cliente que ofrece el turismo.

Órdago a la grande de la Comunidad de Madrid

Fuente: Diario Expansión
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y SevillaFuente: Diario Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada