jueves, 17 de mayo de 2012

BlackRock y Oliver Wyman tasarán los créditos inmobiliarios de la banca


El Gobierno pretende dar credibilidad a los esfuerzos de Madrid para disipar el miedo de los inversores al alcance de las pérdidas bancarias por el ladrillo.
El Gobierno español anunciará hoy la designación de BlackRock y Oliver Wyman como tasadores independientes de los préstamos inmobiliarios responsables de la crisis bancaria que sufre el país. Aunque, fuentes gubernamentales han matizado a primeras horas de la mañana que el proceso de elección de las dos tasadoras aún está abierto.
El movimiento, diseñado para dar credibilidad a los esfuerzos de Madrid para disipar el miedo de los inversores por el alcance de las pérdidas potenciales sobre los créditos, se suma a una reforma bancaria, anunciada la semana pasada, que nacionalizó parcialmente a Bankia y que obligará al sector bancario a provisionar al menos otros 30.000 millones de euros.
La noticia coincide con el viaje ayer a Londres de Luis de Guindos, el ministro de Economía español, para reunirse con inversores institucionales con antelación a una subasta hoy de hasta 2.500 millones de euros de deuda del Estado a medio plazo.
Se pedirá a BlackRock y a Oliver Wyman, que llevarán a cabo una evaluación independiente de los bancos, que dividan el proceso en dos fases, según fuentes informadas sobre el plan. En el plazo de un mes, tendrán que presentar un cálculo exhaustivo de la diferencia entre el valor en libros de los activos inmobiliarios, su valor actual ajustado al mercado, y su valor bajo un escenario de mayor estrés.
Un segundo ejercicio de tres meses, que comenzará en el plazo de 30 días, implicará un examen banco por banco de todos los activos del ladrillo que debería ofrecer una perspectiva más exigente sobre el sector.
Banco de España

El nombramiento de asesores externos, que contarán con la ayuda de personal del Banco de España, sigue a movimientos similares en Irlanda y Grecia. Llega tras las críticas de los políticos al papel del banco central como supervisor financiero del país por su gestión de Bankia.
Autoridades españolas han señalado que en los últimos meses, Guindos ha tomado las riendas de la reforma financiera dejando al margen al Banco de España, cuyo gobernador, Miguel Angel Fernández Ordóñez, abandonará el cargo este año. Fernández Ordóñez fue nombrado por el anterior Gobierno socialista de España, y es miembro del Partido Socialista, que ha sido atacado con frecuencia por el Partido Popular por su actuación durante la crisis.
El Banco de España ya contactó con BlackRock y Oliver Wyman en abril sobre la creación de un `banco malò´ para las entidades de crédito españolas, según fuentes con conocimiento de las conversaciones.
Como parte del proceso del provisionamiento anunciado la semana pasada, cada banco estará obligado a crear un banco malo en el que colocar activos inmobiliarios físicos con valoraciones ajustadas al mercado, en anticipación a las posibles ventas a inversores externos.
Algunas autoridades gubernamentales han expresado su preocupación por el posible conflicto de intereses en una institución, como BlackRock, que también es un comprador potencial de activos bancarios. BlackRock ha puesto enfasis en la separación entre las dos ramas de su negocio.
Fuente: DIario Expansión
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada