lunes, 23 de abril de 2012

La banca deberá buscar inversores privados para aislar el ladrillo tóxico


  • Para las sociedades inmobiliarias 'de liquidación' que deberán crear los bancos
  • Dichas sociedades estarán controladas en un 51% por los nuevos socios
  • El Banco de España barajan esta opción como alternativa al 'banco malo'

Poco a poco se van conociendo detalles del plan que diseñan Gobierno y Banco de España para restablecer la confianza internacional en el sistema financiero español. Los bancos deberán crear sociedades inmobiliarias 'de liquidación' para aislar el riesgo vinculado al 'ladrillo' y, para ello, buscar inversores privados para que tomen el control de esas nuevas empresas.
Los activos problemáticos suman el 54% de los créditos al sector inmobiliario
El día que el Washington Post ha definido la burbuja inmobiliaria española como "la madre de todas las burbujas", fuentes gubernamentales han confirmado que el objetivo es que sean dichos inversores controlen el 51% de las sociedades inmobiliarias que deberán constituir los bancos para depositar sus activos inmobiliarios y separarlos del balance.
El Gobierno y el instituto emisor avanzan en el análisis de una fórmula que permita segregar el ladrillo de las entidades financieras en sociedades de liquidación con un periodo de vida de diez años.
Se trataría de una segunda fase de la reforma financiera para despejar las dudas de los inversores sobre la salud de los balances de los bancos que delimitara claramente los activos sanos de aquellos con riesgo inmobiliario, tal y como esbozó recientemente en una presentación a inversores y analistas en Londres el director de Regulación del Banco de España, José María Roldán.
Dichas sociedades de liquidación tendrían una duración de diez años y transcurrido dicho plazo se saldarían con pérdidas o ganancias en función de las operaciones de venta de activos inmobiliarios que se hayan cerrado.
Esta fórmula permitiría a los bancos sacar de balance dichos activos vinculados al ladrillo, ya que las entidades financieras no tendrían el control ni la gestión de las sociedades de liquidación, en las que otros inversores deberían controlar el 51% de éstas.
De hecho, la pérdida de control de la sociedad es una condición indispensable para que desde el punto de vista de la contabilidad europea se considere que se han desagregado los activos inmobiliarios del balance, por lo que dejarán de consumir capital en éste.

Sin participación del Estado

El Banco de España ve compatible acotar los activos del 'ladrillo' sin recuperar la idea del 'banco malo', institución con fondos públicos que aglutinaría todos los activos tóxicos del sistema financiero español, segúnindicó Roldán en la City.
Después de que el sistema financiero español haya reconocido activos problemáticos que suman el 54% de los créditos al sector inmobiliario y haya ajustado valoraciones con provisiones que cubren el riesgo del suelo en un 80% y de la vivienda en desarrollo en un 65%, "un tercer paso podría ser la delimitación", esbozó entonces el responsable del Banco de España.


Fuente: Diario El Mundo
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada