lunes, 26 de marzo de 2012

¿De verdad es necesario un contrato único en España?

Los últimos datos del INE señalan que los empresarios usan seis modalidades de contratación: la indefinida, los contratos de fomento, los de obra y servicios, el contrato a tiempo parcial (que ya existe en España por cierto) y el de aprendizaje. Todos ellos, por cierto adecuados para el anticuado y peligroso modelo productivo de economía que tenemos, basado en la temporalidad y estacionalidad del turismo y la construcción. ¿No será más bien que la conversión a dos modelos de contrato busca reducir el coste del despido al que se usa en los contratos de obra?

El ministro menciona el sistema de determinación de los salarios que, a su juicio, debe ser "profundamente revisado" para basarse en ganancias de productividad y no resultar inflacionista. Otra discusión eterna en España, la de ligar salarios a productividad y no a inflación. Pero volvemos a nuestro modelo de economía, en el que hay que preguntarse qué sentido tiene valorar salarios de escaso valor añadido como los de la construcción o la hostelería al cumplimiento de una planes de negocio. La medida tendría sentido en un país de servicios financieros, con una potente economía industrial o exportadora, y está claro por que funciona en Estados Unidos, Alemania, Holanda o Francia. Ligar salarios a la inflación no es inflacionista cuando la inflación se controla desde otras vías, y cuando las negociaciones de convenios son realistas y prudentes con la situación económica.


Fuente: Diario Cinco Días
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada