lunes, 13 de febrero de 2012

Moody's baja dos escalones la nota a la solvencia de España


La agencia Moody's asestó ayer un nuevo revés a la calificación crediticia de España al rebajar en dos escalones la nota, al pasar de A1 a A3 con perspectiva negativa. La reducción también afecta a las deudas soberanas de otros ocho países europeos, como es el caso de Italia (de A2 a A3) y de Portugal (de Ba2 a Ba3). Además, avisa de la posible reducción de las calificaciones de Austria, Francia y Gran Bretaña (todos ellos Aaa).
En su informe, Moody's es crítica con la subida fiscal aprobada por el Gobierno, incremento que justifica por la deuda de las autonomías. La agencia muestra su escepticismo con que el Ejecutivo de Rajoy pueda reducir la deuda pública en las cifras comprometidas. Moody's considera que España está a punto de entrar en una nueva recesión, hecho que afectará, según la agencia, a la rentabilidad de los bancos españoles. Moody's incluye a nuestro país dentro del deterioro general de todos los países de la zona euro y, particularmente, en el empeoramiento de las condiciones de financiación, lo que afectará a España aumentando su susceptibilidad.
Moody's reconoce que el nuevo Gobierno ha tomado las medidas oportunas para compensar gran parte del desequilibrio fiscal del pasado año y supervisar de forma más efectiva las finanzas de las autonomías. También aplaude el aumento de las provisiones de los bancospara enfrentarse a sus riesgos inmobiliarios, pero duda que próximas fusiones puedan lograrse sin apoyo público. Sin embargo, asegura que «está por ver la eficacia de estas medidas» ya que la reducción del deficit presupuestario de un 4,4% del PIB «no tiene precedentes», por lo que se declara «escéptica» sobre el objetivo y espera que el déficit se mantenga entre un 5,5 y un 6% del PIB. Moody's prevé que el PIB se contraiga entre el 1 y el 1,5% en 2012.
Pero la decisión de Moody's no fue la única negativa. Standard & Poor's yFitch rebajaron ayer la nota de 15 bancos del país, entre ellos Santander, BBVA, Bankia y CaixaBank, como consecuencia del recorte que hicieron a España en enero, alegando las malas perspectivas para la economía española y las tensiones en la eurozona. Las agencias consideran inusual que una empresa tenga un «rating» más alto que el de su país. Por otro lado, Francia y Bélgica levantaron ayer el veto sobre las posiciones cortas, adoptado en verano de forma coordinada por esos países más España e Italia con el fin de reducir la especulación. El supervisor español, la CNMV, podría hacerlo en los próximos días.


Fuente: Diario El Mundo
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada