lunes, 27 de febrero de 2012

Los pingües beneficios económicos de los sindicatos



Los sindicatos mayoritarios controlan un complejo entramado de sociedades limitadas y anónimas que suman unos activos de más de 240 millones de euros. En el último ejercicio contable presentado en el Registro Mercantil, las 53 empresas analizadas obtuvieron unos beneficios de 10.595.000 euros.
Los sindicalistas se convierten en patronos en varios sectores económicos e incluso se asocian a grandes multinacionales como el BBVA y Telefónica, alianzas de las que obtienen suculentos réditos en el campo de la gestión de planes de pensiones de empleo privados. CC.OO. y UGT (15% cada uno) son socios de Telefónica (70%) en Fonditel Pensiones, la cuarta mayor gestora de España, ya que no sólo se encarga de los planes de pensiones privados de la firma de telecomunicaciones, sino que está abierta a otras compañías. La participación de cada sindicato en Fonditel se traduce en activos de más de once millones y beneficios de un millón en el último ejercicio fiscal presentado, el correspondiente a 2010.
Mayor presencia tienen en Gestión de Previsión y Pensiones S.A., la gestora del BBVA, donde suman el 40% de las acciones. En 2011 cada sindicato se llevó 853.000 euros correspondientes al beneficio del año anterior. Entre otros, gestionan el plan de pensiones de la Administración del Estado: 537 millones de euros propiedad de más de 600.000 funcionarios. Invierte más de una tercera parte en Bolsa. La gestora BBVA-CC.OO-UGT cobró en 2011 una comisión por la administración de este plan que ronda el millón y medio de euros.

Intereses «compatibles»

En un folleto publicitario de esta gestora, ambos sindicatos aseguran que «es perfectamente compatible combinar objetivos financieros con valores sociales». Según las fuentes consultadas, los sindicatos son claves para atraer a estas gestoras el dinero de los planes de pensiones de empleo de las compañías en las que UGT y CC.OO. controlan el comité de empresa.
El otro sector en el que ambos sindicatos son socios es el de las aseguradoras, concretamente en la firma Atlantis. UGT y Comisiones Obreras tienen presencia en las cuatro empresas del grupo con participaciones que van del 5 al 20% del capital. Los accionistas de referencia son la aseguradora Macif, la mutua Maif —ambas de capital francés— y la empresa de seguros italiana UGF. Los beneficios obtenidos en este negocio a cierre de 2010 fueron discretos, pero los activos proporcionales que maneja cada sindicato rondan los cinco millones.
Ya por separado, las principales centrales sindicales suman una veintena de empresas relacionadas con el ladrillo, sin tener en cuenta las cooperativas con las que han levantado miles de viviendas. Comisiones Obreras es dueña de la promotora Grupo de Proyectos Sociales de Gestión, que ganó 4,8 millones de euros en 2010 y que cuenta con unos activos que ascienden a 42,7 millones. Algo más de la mitad, 22,7 millones, suma Deinco Inmobiliaria, una cantidad similar a la de Habitatge Social S.A., domiciliada en Barcelona. CC.OO. también cuenta con un grupo de promotoras en Aragón.
Aunque menos voluminosas, las inversiones en ladrillo del sindicato socialista también son notables. Destaca la empresa navarra Plazaola Gestión Integral S.L., donde hay que tirar del hilo para llegar hasta UGT. El 82% de Plazaola está en poder de otra S.L., Gestión Social e Inversiones, de la que el sindicato controla el 70% del capital. Esto se traduce en unos activos en ambas compañías de 18,5 millones de euros y unos beneficios cercanos al millón.
Otra de las joyas de la corona inmobiliaria del sindicato de Cándido Méndez es Qualitat Habitatge Social, una sociedad anónima controlada al cien por cien por la UGT de Cataluña y que cuenta con más de 15 millones de euros en activos y unos beneficios de 347.000 euros.
Uno de los sectores en los que se han especializado CC.OO. y UGT con mayor ahínco es el de consultoría. La mayor empresa está en manos de Comisiones, Grupo de Proyectos Sociales de Madrid S.A. En su último balance de cuentas aparecen más de siete millones en la casilla de activos.
En el campo de la consultoría empresarial encontramos una sociedad participada por ambos sindicatos al 50%: Protección Social Complementaria de los Trabajadores S.L. Pese a esta denominación, el objeto social es «la prestación de todo tipo de servicios de dirección, administración y gestión de empresas, ocupando para ello cargos en los órganos de administración si fuera necesario».

Cursos de formación

Una de las tradicionales y grandes fuentes de financiación de las centrales sindicales son los cursos de formación a los trabajadores con cargo a los presupuestos públicos o de grandes empresas.
En unas ocasiones subcontratan los cursos; en otras utilizan sus propias compañías para impartirlos. Una de las más llamativas en Escola de Formació Sindical S.L., propiedad de CC.OO. de Cataluña. Se dedica a «todas aquellas actividades relacionadas con la enseñanza e impartición de cursos de formación», según su objeto social, y atesora 4,3 millones de euros en activos.
Al margen de las 53 sociedades reseñadas, hay otras seis que siguen activas, pero sus responsables —cuatro son de UGT y dos de CC.OO.— no depositan las cuentas en el Registro aunque no han sido liquidadas.
Los dos sindicatos mayoritarios cuentan con otro medio centenar de organizaciones entre fundaciones, federaciones y cooperativas. Éstas presentan actividad económica pero no ánimo de lucro.

Fuente: Diario El Mundo
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada