domingo, 26 de febrero de 2012

Bernanke y Geithner aplauden las «duras reformas» en España


Tanto el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, como el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, aplaudieron ayer las «duras medidas» económicas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Así, en una sola semana, los pasos dados por el nuevo Gobierno español han contado con la alabanza del propio Barack Obama, del Departamento de Estado, del Tesoro y de la Fed. Nunca las autoridades estadounidenses se habían volcado tanto y en tan corto tiempo con iniciativas económicas aprobadas por Madrid.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos, recibió directamente los parabienes de Bernanke, con quien se entrevistó en Washington. «Hemos estado hablando de la situación en Europa y de las reformas en España, y ha manifestado que son claras señales en la dirección correcta», declaró De Guindos.
Geithner, por su parte, en una entrevista con la cadena económica estadounidense CNBC, indicó que las medidas llevadas a cabo en España, junto con la decidida actuación también en Italia y el Banco Central Europeo, están teniendo un «impacto significativo» a la hora de garantizar al mundo que Europa «no va a cometer un error catastrófico al permitir que la crisis financiera englobe a todo el continente».
El secretario del Tesoro vio ya menos probable que la crisis europea acabe afectando a la recuperación que empieza a notarse en Estados Unidos. De todos modos, Geithner indicó que aún queda «trabajo por hacer». En este sentido, manifestó que el próximo paso «crítico» es crear un cortafuegos más fuerte para evitar ya cualquier otro contagio. Tras reunirse con Bernanke, De Guindos dio una conferencia en Brookings Institution, uno de los principales «think tanks» de la capital estadounidense. «Si se revisa la historia de España, se ve que cuando ha habido un Gobierno que aplica la ortodoxia macroeconómica, implementada con una agenda de reformas estructurales, siempre ha habido crecimiento económico», afirmó.
El ministro declaró que tras estos meses iniciales del nuevo Ejecutivo, «el problema ya no es austeridad fiscal, sino crecimiento económico; las reformas tienen que contribuir a aumentar el intangible de la confianza, tanto de los consumidores como de los mercados, y esto ha de llevar al crecimiento».

Al rebufo de Obama

El pasado martes, la Casa Blanca emitió un comunicado indicando que Barack Obama había conversado telefónicamente con la canciller alemana, Angela Merkel. En esa conversación, el presidente estadounidense había resaltado las medidas de choque aprobadas en España e Italia. Por su parte, el Departamento de Estado norteamericano expresó su admiración por las iniciativas del nuevo Gobierno español al singularizar el caso de España en una conferencia sobre diplomacia económica desarrollada en Washington.

Fuente: Diario ABC
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada