sábado, 18 de febrero de 2012

Báñez: «Estamos abiertos a puntualizar la reforma laboral»


La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado este jueves que "es tiempo de soluciones más que de movilizaciones" y ha apelado a la responsabilidad de los sindicatos para que, en lugar de encaminarse hacia una huelga general, presenten propuestas y alternativas a la reforma laboral del Gobierno.
Eso mismo es lo que la ministra ha pedido también a la oposición. "Prefiero pensar que (los sindicatos) van a estar a la altura de las circunstancias y presenten propuestas y alternativas al texto del Gobierno, que van a construir en vez de movilizarse y hacer una huelga general (...) Tienen todo el derecho del mundo a la movilización, faltaría más, pero apelo a su responsabilidad", ha apuntado la ministra en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.
Báñez ha subrayado que el Gobierno está abierto "a mejorar y puntualizar" el texto aprobado el pasado viernes durante el trámite parlamentario y ha animado a los grupos parlamentarios a que actúen con "responsabilidad y compromiso" y pongan sobre la mesa propuestas y soluciones para los más de 5,3 millones de parados que hay en España y para los jóvenes. "Quiero ver eso antes que descalificaciones, mentiras e incluso movilizaciones", ha precisado. En este sentido, ha recordado que cuando el Gobierno socialista presentó su reforma laboral, el PP presentó71 enmiendas, que son precisamente las que se han convertido "en el elemento troncal" de la reforma del mercado de trabajo aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.
"Quiero que al menos se porten como lo hizo el PP en la oposición", ha dicho. La titular de Empleo ha señalado que la reforma laboral servirá "a corto plazo" para que no se siga destruyendo empleo y, posteriormente, cuando la economía española empiece a levantar el vuelo, para ayudar a crear puestos de trabajo de mayor calidad. "Es una reforma a la altura de la situación tan difícil que tenemos", ha añadido. La ministra ha destacado que la reforma está pensada para ayudar a los parados, los jóvenes y los pymes, y ha subrayado que las políticas socialistas han dado como resultado la destrucción de 2,7 millones de empleo y 5,3 millones de parados.
"Cuando más se ha despedido en este país ha sido con las leyes socialistas", ha replicado Báñez a las críticas del PSOE de que con esta reforma el despido es mucho más fácil y barato. La ministra ha añadido que lo que ha hecho el Gobierno del PP es garantizar que el despido sea causal y "el último recurso" de las empresas cuando atraviesen una mala situación, pues la reforma les permitirá ajustar y modificar las condiciones laborales con mayor agilidad para no tener que llegar a reducciones de plantilla.

«Respeto a los agentes sociales»

Báñez ha reconocido que los agentes sociales hicieron un ejercicio de responsabilidad con el acuerdo de moderación salarial para el periodo 2012-2014 y ha indicado que el Gobierno "ha respetado" los pactos que alcanzaron en materia de flexibilidad y en la solución extrajudicial de conflictos.
"Hemos tenido que llegar más lejos en materia de descuelgue y cuando caduca un convenio colectivo (...) Lo que hemos hecho es dar más seguridad jurídica a los agentes económica, pero hemos respetado e incorporado a la ley los acuerdos que alcanzaron en las pasadas semanas los agentes sociales", ha apuntado.

Fuente: Diario ABC
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada