miércoles, 29 de febrero de 2012

ACS roza los 1.000 millones tras apuntarse un 8,8% más de beneficios ordinarios


El grupo ACS se apuntó un beneficio ordinario de 951 millones de euros en 2011, un 8,8% más que el año precedente si no se tienen en cuenta los ingresos extraordinarios, mientras que la facturación sumó 28.472 millones, un 98,7% más.

El presidente de ACS, Florentino Pérez. | Antonio Heredia


La fotografía final de ACS muestra un beneficio neto de 962 millones de euros, un 26,7% menor que en 2010 porque aquel año se apuntaron importantes plusvalías como la venta de un 15,5% de las acciones de Abertis.
La facturación en el extranjero representa un 72,5% de toda la cifra de negocio del grupo presidido por Florentino Pérez gracias a que se multiplicó por cuatro, hasta los 20.649 millones, la actividad fuera de España. La cartera total de obras ascendía a 66.152 millones de euros, un 80,9% de ella en el extranjero.
El beneficio bruto de explotación (EBITDA), 2.318 millones, creció un 61,9% con un margen sobre ventas del 8,1%. Mientras, el beneficio neto de explotación (EBIT) creció un 28,3% hasta los 1.333 millones de euros, con un margen sobre ventas del 4,7%.
"Las plusvalías obtenidas por las ventas de activos en 2011 han compensado las pérdidas y provisiones extraordinarias del ejercicio", asegura ACS en un comunicado.
Las plusvalías suman 224 millones tras la desinversión en autopistas, activos de energías renovables y líneas de transmisión, y los negocios de residuos hospitalarios.
Las pérdidas y provisiones incluyen los 76 millones de resultados negativos de Hochtief en el primer trimestre del año y "el ajuste realizado por razones de prudencia para neutralizar la totalidad del beneficio neto que aporta Iberdrola, que en 2011 ha ascendido a 126 millones de euros".
El área de construcción facturó 19.802 millones de euros, un 247,2% más que en 2010 "gracias a la consolidación de Hochtief", mientras que las ventas en servicios industriales bajaron un 1,6%, hasta los 7.045 millones de euros. En medio ambiente ingresó 1.683 millones de euros, un 11,6% más.
El endeudamiento neto de ACS asciendía a 9.334 millones de euros, de los que 5.965 millones euros corresponden a financiación sin recurso para el accionista, entre otros motivos para la adquisición de las acciones de Iberdrola, con un vencimiento entre finales de 2014 y marzo de 2015.

Fuente: Diario El Mundo
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada