miércoles, 28 de diciembre de 2011

La Cesta de la compra se encareció casi e 50% desde la entrada en el Euro

Diez años después de la entrada del euro, se confirma que el temido «redondeo» y la escalada de precios no eran una leyenda urbana. Una cifra: la cesta de la compra ha pasado de costar 765.378 de las antiguas pesetas (4.600 euros) a incrementarse hasta los 6.800 euros; es decir, un 48% más. Ese repunte, sin embargo, no ha guardado correlación con los sueldos, que durante el mismo periodo apenas crecieron un 14%. En 2002 el salario medio en España era de 19.802 euros brutos al año, mientras que en 2009 se situaba en 22.511 euros, según el informe que ayer presentó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).
El índice de precios de consumo (IPC) tampoco refleja, a juicio de la institución, el aumento exponencial del coste de los bienes. Este indicador arroja un alza ligeramente inferior al 32% entre 2002 y 2011. «Los españoles llenan sus bolsillos con salarios que se han quedado desfasados con respecto a esas subidas, pero también con respecto al propio IPC. Si el salario medio hubiese crecido lo mismo que el IPC, en 2009 debería haber sido de 3.600 euros brutos anuales más alto», advierte la OCU.

Solo baja la tecnología

Dentro de estas subidas generalizadas, hay algunos productos que despuntan, como las patatas (un 116% más caras), los huevos (114%) o el pan (85%). En cuanto al transporte, se pueden observar incrementos en los carburantes (82%), los servicios urbanos (58%), los billetes de autobús (48%) y el tren (45%). Tan solo los productos tecnológicos, como televisores y lectores de DVD, han reducido su importe (un 62%).
Las subidas se dejaron notar en los primeros días de la adopción de la moneda. Solo en 2002, la OCU observó el encarecimiento de un abanico heterogéneo de servicios y productos, como los coches (un 8%), periódicos (7%), «parking» (7%) y peluquerías (12%).
www.ingeypro.com
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada